LOS DIFERENTES TIPOS DE LEÑA. SABER MÁS SOBRE LA LEÑA COMO CALEFACCIÓN

Cuando vamos a elegir leña para nuestra chimenea son muchas preguntas las que nos hacemos. ¿Qué leña tiene mayor poder calorífico?, ¿cuáles son los árboles que generan mejor leña?, ¿debo comprar leña de encina, haya, roble u olivo?. De todas las leñas presentes en nuestro país... ¿cuál nos ofrece mayor calor y eficiencia? y ¿cómo se producen las transferencias de calor?. En este post te acercamos los diferentes tipos de leña y todos los detalles sobre ella.

LA HUMEDAD DE LA LEÑA

A menudo escuchamos que la leña seca es mejor para nuestra chimenea. Pero… ¿a qué es debido? Si la leña debe estar seca, ¿cuál es el punto óptimo de secado? Una leña secada correctamente debe tener menos del 40% de humedad, así arderá con facilidad y generará más calorías durante su combustión. No obstante, también debemos tener en cuenta que la leña con menos de un 10% de humedad arderá rápido y no dará el calor suficiente. Para llegar a al porcentaje correcto de secado, la leña debe ser almacenada previamente una media de 10-12 meses, para que la humedad se evapore.

DIFERENTES TIPOS DE LEÑA

LA DUREZA DE LA LEÑA

Una madera dura es una madera con una alta densidad de sus fibras. Esta densidad garantiza más grados de calorías en su combustión. Árboles como el fresno, el roble rojo, la encina y la haya ofrecen leña con una densidad alta. No obstante una de sus desventajas es que son maderas que por su densidad son más difíciles de encender.

Las maderas blandas se caracterizan por tener una densidad baja en sus fibras. Son más fáciles de encender pero su poder calorífico es más bajo y arden con mayor rapidez. Los árboles que ofrecen madera blanda son el pino, el blanco oriental y el occidental y los abetos. Además, estas maderas al arder producen explosiones y chispas

DIFERENTES TIPOS DE ÁRBOLES, DIFERENTES MADERAS

Es cierto, y repetimos continuamente, la leña es más económica que otros tipos de calefacción, pero no podemos quemar cualquier tipo de madera. Aunque no es el caso de nuestro país, debemos saber que hay árboles que ofrecen maderas que producen gases tóxicos al ser quemadas, como son el laburnum y el zumaque. De la misma forma que no debemos echar maderas tratadas a nuestra chimenea. Pueden ser piezas que hayan sido previamente tratadas a presión o cubiertas con productos químicos.

Las maderas para chimenea más comunes en nuestro país son la encina, el olivo, el naranjo o el almendro. La de encina es una leña de una densidad dura, con alto poder calorífico y combustión lenta. Esto, unido a que es de los árboles más abundante en la meseta, hacen que sea la opción ideal para la chimenea y estufas. La leña de olivo, también muy común en nuestra zona, también ofrece una densidad alta, pero a diferencia de la de encina, produce más llama. La leña del naranjo, además de ser dura y de alto poder calorífico ofrece un aroma especial. Es el tipo de madera más consumido en la zona de Levante, principalmente debido a la alta concentración de naranjos en esta zona.

Todas ellas, con más poder o densidad, al ser quemadas producen un residuo, la ceniza. Muchas veces nos preguntamos donde debemos desechar estos residuos, a qué contenedor debemos llevarlo. Si no tenemos jardín o alguna plantación donde nos puedan servir de abono, deberemos depositarlo en el contenedor de orgánico.

distintas clases de leña

QUE TRANSFERENCIA DE CALOR USA EL FUEGO DE LEÑA

Desde los inicios, el hombre se ha reunido en torno al fuego para calentarse o para reunirse con los suyos al calor del hogar. A parte de alumbrarnos, ese fuego nos proporciona calor y muchas veces nos preguntamos como se produce esa transmisión. Lo hace de tres formas:

CONVECCIÓN

Es la más común. Esta forma está relacionada con la velocidad del viento soplado a un fuego, donde el calor se mueve hacia fuera a medida que el aire frío es tirado dentro para alimentarlo, de esta forma se fuerza la salida del aire caliente elevando la temperatura de la estancia.

CONDUCCIÓN

Es más eficiente que el anterior pero más lento. Es el calor que se transfiere a un material, que cuanto más denso más calor transporta. De esto no nos damos cuenta cuando nos sentamos cerca de un fuego, pero podemos comprobarlo si tocamos el enladrillado exterior de la chimenea. Este calor también ayuda a elevar la temperatura de la habitación.

RADIACIÓN

Al igual que el sol, el fuego de leña irradia calor con la luz. Esto lo hace a través de la radiación electromagnética, tanto con la luz visible como con la luz de longitudes de ondas mayores, como es el rango infrarrojo de la luz.

 

distintas categorías de leña
COMO COMPRAR PELLETS PARA NUESTRA ESTUFA O CALDERA
COMPRAR LEÑA ONLINE A DOMICILIO. CUATRO CONSEJOS PRÁCTICOS

Deja un comentario